El director general de Turismo, Francisco Martín Simón, ha presentado en FIO el estudio ‘Diagnóstico y Análisis del Turismo Ornitológico en Extremadura’, en el que se destaca que la región recibe al año entre 50.000 y 70.000 viajeros interesados en la observación de aves. De estos turistas, el 39,6% permanece en Extremadura entre 3 y 5 días; el 48,2% entre 1 y 2; y el 9,9% entre 6 y 10. El 2,2% pasa más de 10 noches.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio encargado por la Dirección General de Turismo a una empresa especializada, que realizó 2.346 encuestas entre mayo de 2018 y mayo de 2019 a agentes turísticos (alojamientos y guías) y visitantes interesados en el avistamiento de aves en diferentes lugares con un alto valor ornitológico, como el Parque Nacional de Monfragüe, Moheda Alta (Navalvillar de Pela) y el Parque Natural de Cornalvo, entre otros.

Francisco Martín Simón, director general de Turismo de Extremadura.

“Extremadura ha duplicado el número de turistas ornitológicos en cuatro años. Somos uno de los mejores destinos de Europa para ver aves. El 30,2% de la superficie de nuestra región está adscrita a la Red Natura 2000, el 26,1% del territorio incluye Zonas de Especial Protección de las Aves (ZEPA) y el 74,1% forma parte del Inventario de Áreas Importantes para las Aves, situación excepcional en España y Europa. Estos datos son brutales. Nos lo tenemos que creer porque disponemos de un diamante que hay que pulir entre todos, entidades públicas y empresas del sector”, afirmó el titular de Turismo.

Según el estudio, el gasto medio del turista ornitológico en Extremadura se estima en 81 euros al día, que asciende a 90 euros en el caso del turista internacional.

Por lugares de procedencia, el 77,8% de los visitantes ornitológicos es de España y el 22,2% restante de mercados internacionales. Entre las Comunidades Autónomas destacan la propia Extremadura, Madrid, Castilla y León, Andalucía y Cataluña.

En la lista de principales países emisores figuran, entre otros, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Francia, Portugal, Bélgica e Italia, entre otros.   

Por edades, entre los turistas nacionales destaca el intervalo entre 41 y 60 años (el 49,5% del total) mientras que el grupo más numeroso entre los internacionales es el de mayores de 60 años (47,3%).

Por género, de acuerdo con el estudio, el 68,5% de los turistas ornitológicos son hombres y el 31,5%, mujeres.

En cuanto al nivel formativo, el 43% de los visitantes encuestados tiene estudios universitarios, cifra que en el caso de los extranjeros llega al 60%.

Francisco Martín Simón destacó que el viajero ornitológico, por el número de días que pernocta en Extremadura y por su nivel de gasto y formación, es muy interesante para el turismo extremeño. Y añadió que, una vez conocidos los resultados del estudio, resultarán de gran utilidad en las diferentes acciones que lleva a cabo la Dirección General de Turismo.

En este sentido, se refirió al Club Birding in Extremadura, iniciativa pionera en España que agrupa a más de 80 socios y que calificó de “ejemplo de colaboración público-privada, profesionalidad y calidad”; la promoción del turismo ornitológico en las ciudades extremeñas; las sinergias con el turismo de naturaleza, en ámbitos como las Vías Verdes, los Caminos Naturales, los ecomuseos o los centros de visitantes; y el proyecto Eurobird, en el que trabajan varias entidades públicas y empresas de Extremadura, Alentejo y Centro de Portugal.

+ info: https://www.birdinginextremadura.com/