Costa Rica es un país ubicado en América Central, con un pequeño territorio de tan sólo 51.100 km2 terrestres (el 0,03% de la superficie mundial) y 589.000 km2 de mar territorial.

Por su posición geográfica, la presencia de dos costas y su sistema montañoso proveen numerosos y variados microclimas, pisos altitudinales y zonas de vida, condiciones que explican la riqueza natural que posee, tanto en especies como en ecosistemas.

(c) Rafael Soto Quirós

Estas condiciones naturales tan especiales propician la existencia de una avifauna de gran diversidad con más de 900 especies agrupadas en 94 familias diferentes, de las cuales unas 220 de ellas corresponden a especies migratorias. Costa Rica es considerada por los amantes de las aves como uno de los destinos de observación más importantes del mundo.

El Programa Ruta Nacional de Observación de Aves, del que Rafael Soto es gerente, ha sido desarrollado por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para observadores de aves (nacionales y extranjeros, especialistas y principiantes) como un circuito que integra prácticamente todo el territorio nacional con puntos y localidades seleccionadas para permitir una experiencia de alto valor agregado, no solo por la alta diversidad de especies de aves que puede llegar a observar sino por los complementos de cultura, ruralidad y comunidades locales que se integran en esta ruta.

Por qué Costa Rica debe ser tu próximo destino de aviturismo

Domingo 1 de marzo | 13h30-14h00 | Carpa Escenario

https://www.visitcostarica.com/es