Investigadores: Javier Pérez González (ponente en FIO 2020), Guillermo Rey Gozalo, Sebastián J. Hidalgo de Trucios, Juan Miguel Barrigón Morillas y David Montes González, de la Universidad de Extremadura.

La satisfacción de un observador de la naturaleza no sólo depende de la dimensión visual del entorno. Por el contrario, el resto de sentidos son también importantes en su experiencia final. En este contexto, la perspectiva sonora puede adquirir un elemento que confiera un valor añadido a toda persona que quiera disfrutar de un paisaje.

(c) Universidad de Extremadura

La orografía, flora y fauna del Parque Nacional de Monfragüe lo convierten en el espacio natural que mayor interés turístico suscita en Extremadura. El estudio y promoción del paisaje sonoro en este espacio protegido puede incrementar la satisfacción de los visitantes y abrir nuevas vías de disfrute para todo tipo de personas de una manera inclusiva.

Por otro lado, el análisis del paisaje sonoro puede ser utilizado como una herramienta rentable y no intrusiva para el seguimiento de fauna. Este seguimiento puede permitir detectar cambios en la biodiversidad del entorno, tanto en la composición faunística, incluyendo la existencia de especies invasoras, como en la abundancia de individuos o en el comportamiento de las especies en los diferentes hábitats del parque.

Estos aspectos serán tratados en el proyecto ‘Aplicación del paisaje sonoro como herramienta de conservación de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe y como atractivo turístico en el sector de la naturaleza’ y que será desarrollado durante 2020 por los grupos de investigación ‘Lambda’ y ‘Recursos Faunísticos, Cinegéticos y Biodiversidad’ de la Universidad de Extremadura, en los que trabajan Sebastián J. Hidalgo de Trucios, Juan Miguel Barrigón Morillas, Guillermo Rey Gozalo, Javier Pérez González y David Montes González.

1 de marzo | 12h30-13h00 | Carpa Escenario