Los artistas presentes en la carpa ‘Arte y Naturaleza’ de FIO han pintado por segundo año consecutivo un mural con algunas de las aves más representativas de Extremadura, como el águila imperial ibérica, el alimoche o el buitre leonado. Durante los tres días de la feria realizaron su trabajo ante la atenta mirada del público.

Los autores han donado su obra a la organización no gubernamental AMUS (Acción por el Mundo Salvaje) como muestra de apoyo a sus proyectos de conservación, investigación y formación, entre los que destaca un hospital de fauna salvaje que ofrece asistencia médica a aves y, en menor medida, mamíferos, reptiles y anfibios. Este centro, situado en Villafranca de los Barros (Badajoz), recibe cada año más de 1.000 individuos heridos de especies silvestres.