FIO alcanzó la cifra récord de 21.049 visitantes únicos en su 12ª edición, celebrada del 24 al 26 de febrero. Ésta es la primera vez que la Dirección General de Turismo, organizadora del evento, utiliza un dispositivo digital automático que cuantifica el número de personas que acude a la feria (visitantes únicos, es decir, no se tienen en cuenta los trayectos que realiza la persona durante su visita). Este sistema permite precisar las estadistas, ya que en años anteriores se han utilizado diferentes estimaciones, como el número de vehículos que entra en el Parque Nacional durante los tres días de feria. Según esos cálculos, las cifras de visitantes oscilaban entre los 10.000 y los 13.000 en cada edición de FIO.

De acuerdo con la tecnología utilizada este año, el día de mayor afluencia de público fue el sábado 25 de febrero, con 9.451 visitantes únicos.

FIO registró una amplia participación de público en todas las actividades programadas.

La bolsa de contratación, actividad dirigida exclusivamente a profesionales, registró 464 reuniones de trabajo entre 71 vendedores y 28 compradores procedentes de España, Reino Unido, Francia, Holanda, Italia, Suiza, Estados Unidos y Sri Lanka.

Las conferencias y talleres de fotografía de naturaleza (FOTOFIO) sumaron un total de 1.288 asistentes mientras que las jornadas técnicas, dedicadas a temas como el turismo, los proyectos de conservación o la innovación, contaron con 613.

Alrededor de 700 personas se inscribieron en las diferentes rutas guiadas de senderismo, en autobús o para personas con movilidad reducida.

Un total de 777 niños (489 tan sólo el sábado) participaron en los talleres infantiles de FIO, entre ellos, la elaboración de figuras de animales, pisapapeles de siluetas de aves, juegos y paseos por las inmediaciones de Villarreal de San Carlos.

Una de las novedades de este año ha sido el astroturismo, aprovechando que Mofragüe ha recibido el certificado de destino turístico Starlight que garantiza unas condiciones adecuadas para contemplar el cielo nocturno. Por tal motivo, se instaló un observatorio astronómico hinchable, en el que se proyectaron vídeos de diferentes lugares de Extremadura idóneos para observar las estrellas. En total, 806 personas presenciaron estas imágenes en 360 grados.

Además, unas 100 personas participaron el viernes 24 de febrero en una sesión nocturna con telescopio robotizado y otras 84 asistieron a una ruta astronómica e interpretativa de la noche y sus aves realizada el sábado día 25.

FIO 2017 también ha sido una edición récord en el concurso de fotografía de naturaleza ‘Las aves silvestres’, ya que se presentaron 2.215 imágenes.